‘Arte Sonoro’ Category

Señal/Ruido. Algunos usos del paisaje sonoro en el contexto del arte

March 17th, 2016

SEÑA_RUIDO_(TESIS_XOAN_XIL)

Señal/Ruido es una revisión tanto conceptual como documental de trabajos artísticos construidos en base a los sonidos del entorno y a sus posibilidades expresivas cubriendo un amplio espectro de prácticas sonoras que se asocian con la grabación de campo.

Este análisis se articula alrededor de aquellos proyectos en los que he participado en estos 12 últimos años como parte del colectivo Escoitar.org”

[Leer]

La Ciudad Demudada

March 15th, 2016

Cb2Dd31W0AA8Ne8.jpg_large

¿Que es Ciudad?

A través de charlas y mesas redondas, paseos y derivas, talleres y performances, se pretende adquirir una serie de conocimientos que ayuden a saber ver, andar, escuchar, y en definitiva, experimentar la ciudad.

¿Que es Demudada?

Del latin demudare. Mudar, variar, alterar, disfrazar… La ciudad cambia, esta viva. Su naturaleza es esa, ser un aglomerado mutante, una comunidad de gentes que vienen, van y conviven juntas.

La Ciudad Demudada” es por tanto un trabajo de experimentación e investigación en torno a la urbe coordinado por los artistas Antonio R. Montesinos, Chinowski Garachana y Malaventura que pretende mediante el contacto directo con la ciudad a través de la deriva, la recolección de obietos, testimonios, sonidos y rutas generar un calleiero caleidoscópico, una ciudad remezclada que hable de ella misma y sus ciudadanos, así como del derecho de estos a definir su entorno urbano.

 

[+ info]

Los Olvidados (Sul Ponticello)

March 6th, 2016

025_editorial2

Referencia al cierre de Escoitar.org en Sul Ponticello:

“Hace unos pocos días un comunicado de Europa Press informaba del fallecimiento de Miguel Ángel Coria a los 78 años. En el titular de la nota, “Muere Miguel Ángel Coria, precursor de la música electroacústica en España”, la aclaración sobre su condición de pionero de algo que suena a tecnológico parecía querer proporcionar algún punto que evitase el más triste olvido. Sin embargo, ese olvido había llegado mucho antes. De hecho, su música no aparecía desde hace muchos años en las programaciones y su última obra consignada en ese monumental espacio público que es la Wikipedia –ineludible ya para tener una mera presencia en el mundo- data de 1995. Para comprobar este olvido en el binomio producción-programación, bastará echar un vistazo a la base de datos de estrenos del Centro de Documentación de Música y Danza del INAEM, donde la última fecha se remonta más de 20 años atrás.

Esta muerte nos recuerda la obsolescencia del objeto artístico, que si bien parece lógica y asumible –no puede perdurar todo, todo no puede programarse… (“Ley de vida”, resuena aún en el tono algo casposo de algunas voces)-, no deja de sonarnos, en bastantes ocasiones, a pura y llana injusticia. “La historia se encargará de la criba” parece una idea también obsoleta, en un estado de cosas en el que lo fugaz y lo perecedero forman parte de una construcción profunda de nuestra sociedad, y que sin duda debe observarse también desde el plano estético. Un ejemplo bastante simbólico de ese estado de “normalización” de lo efímero podría ser la desaparición el pasado enero de escoitar.org, uno de los proyectos de mapa sonoro colaborativo más potentes e interesantes que se han gestado en nuestro país. Ante la imposibilidad material de mantenerlo a flote, este recurso se difuminaba con una bellísima y triste acción colectiva final: como se indicaba en el texto de despedida, “[…] no queriendo resignarnos a que vague inerte y estéril como un cadáver digital, hemos decidido devolver sus sonidos a la vida, a su esencia transitoria. […] Cada vez que escuches una de las más de 1200 grabaciones que en su día formaron parte de Escoitar.org, esta se borrará de la base de datos, desaparecerá como sonido que es, será de nuevo algo más que un archivo, será un acontecimiento.” Otra cosa es que esta esencia transitoria de lo sonoro no nos dé vértigo.
(more…)

Le chant du cygne d’Escoitar / Syntone.fr

February 3rd, 2016

syntone

À l’heure où plus que jamais les technologies digitales nous font rêver d’accessibilité éternelle et universelle à tous les savoirs du monde, c’est à un étrange enterrement numérique que le collectif galicien Escoitar nous a convié·e·s le mois dernier. Faute d’intérêt institutionnel pour la conservation de sa collection sonore sur l’environnement naturel et culturel de Galice, le groupe d’artistes a organisé sa destruction nette et définitive… avec la participation plus ou moins volontaires des internautes.

Le 20 janvier 2016, escoitar.org a troqué sa carte du Nord-Ouest de l’Espagne, parsemée de punaises de couleurs, qui s’affichait depuis dix ans à l’ouverture du site, pour un texte noir et blanc d’une sobriété solennelle. Froidement et calmement, le collectif artistique y annonce la mort du projet. Mais au fur et à mesure de la lecture, nous découvrons avec émotion que nous faisons nous-mêmes partie des fossoyeurs d’Escoitar : on nous dit que le son qui joue depuis notre arrivée sur la page vient d’être automatiquement effacé de la base de données ! Et de même, à chaque fois que quelqu’un visite le site (ou à chaque fois que l’on « rafraîchit » la page), un nouveau son est déclenché pour la dernière fois, faisant résonner son chant du cygne. Dès le 25 janvier, en 5 jours seulement, l’intégralité des 1252 enregistrements de la collection d’Escoitar s’était définitivement évanouie.

(more…)

Escoitar.org 2006-2016

January 20th, 2016

escoitar2-770x191

“El 25 de junio de 2006 se hizo público el mapa colaborativo de Escoitar.org, una herramienta nacida con la voluntad de poner en valor los sonidos del entorno y reivindicar la escucha como un proceso clave en la construcción de los discursos culturales.

Este proyecto se convirtió así en un espacio pensado más en “instituir” que en “conservar”, en ofrecer y no en poseer, sometiéndose a una “democratización efectiva” que se mide siempre por el criterio de la “participación y el acceso al archivo, a su constitución y a su interpretación” (Derrida).

Siempre tratamos de evitar la mera acumulación abriéndolo, ofreciendo la posibilidad de valorar de forma colaborativa la relevancia del paisaje sonoro en diálogo con quienes lo escuchan y producen. Un archivo colectivo y abierto.

Así, con el tiempo entendimos que el valor del archivo no residía en un-escuchar-a-través-del-mapa, sino en algo más complejo y comprometido.

No se trataba de poner el sonido al servicio del mapa, si no en poner el mapa al servicio de la escucha, apelar a nuestra percepción para crear un oído crítico fruto del cruce entre experiencia estética y conocimiento. Siempre podremos recrear el espacio, imaginar el lugar, pero no experimentarlo desde una cartografía en toda su plenitud, ya que “la esencia de la vida, aquello que es más crucial no puede representarse en el mapa” (Muehrcke).

Hoy, después de múltiples intentos de recabar apoyos que hiciesen sostenible el mantenimiento de esta herramienta, y no queriendo resignarnos a que vague inerte y estéril como un cadáver digital, hemos decidido devolver sus sonidos a la vida, a su esencia transitoria.

Creemos que igual que su elaboración, su desaparición debe ser fruto de un acto colectivo y compartido.

Cada vez que escuches una de las mas de 1200 grabaciones que en su día formaron parte de Escoitar.org, esta se borrará de la base de datos, desaparecerá como sonido que es, será de nuevo algo más que un archivo, será un acontecimiento.

Muchas gracias a todos los que habéis dedicado vuestro tiempo a alimentar con ideas y grabaciones Escoitar.org y feliz escucha!”

[+ info]